¿Por qué adquirir equipamiento refurbished?

¿Por qué adquirir equipamiento refurbished?

Con la tecnología cambiando a un ritmo vertiginoso, decidir qué comprar suele convertirse en toda una odisea. En este sentido, el equipamiento refurbished puede ser una buena opción. Sin embargo, lo esencial es evaluar en primer lugar y a fondo tus necesidades.

Equipamiento nuevo

El beneficio más obvio de comprar equipamiento nuevo es que te mantienes al día con el cambio tecnológico. De este modo, agudizas tu ventaja competitiva.

Las nuevas compras, generalmente vienen con los mejores planes de garantía y servicio al cliente. Es menos probable que experimentes tiempos de inactividad o reparaciones y, si lo haces, tienes la seguridad de una garantía.

Pero comprar nuevos equipos también es la opción más costosa. De este modo, antes de realizar tan importante inversión, asegúrate de evaluar cuidadosamente tus necesidades a corto y largo plazo, incluida tu necesidad de financiación.

Equipo usado

Esta es la opción menos costosa. Por lo general, debes estudiar el mercado para obtener el precio más bajo y, a continuación, asegurar que el equipo o la tecnología se envíen o instalen correctamente y que, sobre todo, cuenten con una garantía.

Además, tienes la responsabilidad de verificar cuidadosamente el estado del equipo, lo que no siempre es fácil. Podrías considerar contratar a un técnico o especialista para que te ayude a evaluar su viabilidad.

“Refurbished” o “reacondicionados”

Los equipos “refurbished” o “reacondicionados” suelen ser una buena alternativa, especialmente para las empresas que acaban de empezar o están comenzando a expandirse.

Este equipo generalmente se desmonta, repara, actualiza y se vuelve a encajar. El coste no solo es más bajo que con el equipo nuevo, sino que también puede incluirse la garantía y el servicio de atención al cliente.

Otra ventaja de los equipos totalmente reacondicionados o remanufacturados es su mayor confiabilidad en comparación con los equipos usados. Este tipo de compra te permite mantenerte al día con el cambio tecnológico, pero sin invertir en exceso.

Si eliges esta opción, deberás conocer tus expectativas, en aras de obtener el rendimiento esperado.

Por ejemplo, ten en cuenta que puede haber algún riesgo, como el tiempo de inactividad. De acuerdo con esto, es preciso saber cuánto riesgo estás dispuesto a asumir. Mientras que un precio más bajo puede ser atractivo, el tiempo de inactividad no lo es.

Además, es vital verificar que no estás comprando maquinaria con intermediario o usada sin reparaciones o garantías. Algunos distribuidores pueden ofrecer lo que se denomina «remanufacturación mínima», lo que significa que el equipo simplemente se ha limpiado y reparado. Esto puede no incluir una garantía.

Consideraciones de seguridad

Ya sea que compres productos nuevos, usados ​​o renovados, es crucial que tu equipo o tecnología cumpla con los estándares de seguridad y que lleve a cabo la diligencia debida.

La mejor ruta para garantizar que el equipo cumpla con las normas de seguridad es hacer que un técnico calificado lo revise.

En definitiva, deberás analizar tu situación y decidir qué es lo mejor para ti. ¿Puede encajar el equipamiento refurbished en tu estrategia operativa o de línea de producción? Una vez más, te aconsejamos pedir consejo a expertos para aprovechar al máximo tu inversión.